En este San Valentín ¡cuida tus pies, bailarina! – DeVallet

Este San Valentin cuida tus pies

by Miguel Moratilla

En este San Valentín ¡cuida tus pies, bailarina!

Aprende cuándo utilizar agua fría o caliente, cómo cuidar las uñas y evitar callos y ampollas 

Andreza Carvalho - 02/02/2021

En este mes de febrero en el que celebramos el Día de San Valentín, se habla mucho de expresar nuestro amor y cariño hacia las personas que queremos. Pero, en este artículo vamos a hablar de quien merece aún más atención, tus pies. A continuación te dejamos algunos consejos sobre cómo cuidar de tus pies de bailarina.

¿Agua caliente o agua fría? 

Esta es una pregunta que surge a menudo a la hora de cuidar de tus pies. Pero tranquila que te lo explicamos: el agua caliente ayuda a dilatar los vasos sanguíneos, favoreciendo esa sensación de relajación. Entonces sí, ¡vale la pena sumergir los pies en un cubo de agua caliente después de un día intenso!

¿Y el agua fría? Bueno, ¿quién no ha visto nunca a una bailarina con los pies sumergidos en un cubo con agua y hielo? Solo pensarlo provoca un escalofrío (¡incluso más en invierno!). Pero esta práctica también tiene su función: disminuir el flujo sanguíneo, ayudar a reducir la inflamación y a generar un efecto analgésico. La aplicación de bolsas de hielo también es bastante habitual en caso de lesiones, como un esguince de tobillo, por ejemplo. Pero vamos... a menos que te hayas lesionado o enfrentado un día agotador de ensayos o actuaciones, probablemente no sea necesario que vivas esta fría experiencia. 

Pies en bañera

Cuidado de las uñas de los pies 

La mejor forma de cuidar tus uñas es mantenerlas cortas y respetar su forma natural. Evita cortar demasiado los lados, ya que esto puede causar uñas encarnadas. Y no, no es normal que la uña se vuelva negra y se caiga. Esto es una señal de que algo no va bien y necesitas hacer cambios en la forma en que proteges tus pies o incluso en las propias puntas (numeración, ancho de caja, etc.).


Las uñas azules o negras pueden surgir porque el dedo gordo se está golpeando o presionando excesivamente contra la parte delantera de las puntas. Para evitar esto, protege las puntas de los dedos, especialmente la esquina exterior de la uña del dedo gordo que es más vulnerable a estos impactos. 

Callos y ampollas 

Estos síntomas son muy conocidos por las bailarinas porque suelen aparecer, sobre todo, al inicio de nuestra experiencia con las puntas o tras largas horas de uso. Pero es totalmente viable evitar la aparición de estas molestias. Intenta identificar las zonas donde hay mucha fricción y protégelas con una tirita, un esparadrapo o incluso un protector de gel (los que venden en cualquier farmacia). ¡Ah! y el uso de medias también ofrece una capa adicional de protección.

Si tienes que lidiar con callos o ampollas que ya han aparecido, la mejor opción es dejar descansar tus pies y evitar usar zapatos que añaden aún más presión sobre la zona afectada. Resiste la tentación de explotar la ampolla, ya que esto puede provocar infecciones; mantén la zona limpia y se paciente. Desaparecerá. Para los callos, puedes pasar suavemente una piedra pómez, pero nunca intentes cortarlos con un objeto afilado.

La idea general es que los pies de las bailarinas no son bonitos y que suelen estar mal cuidados, pero esto no tiene por qué ser así. Hay que tener en cuenta que una bailarina profesional que pasa muchas horas en clase, ensayando y actuando sufrirá un mayor desgaste, pero eso no quiere decir que para ser una buena bailarina necesites alcanzar ese mismo nivel de desgaste. Cada día aparecen novedades para cuidar y proteger los pies, así que puedes y debes protegerlos. Lo que te recomendamos es no dejar de conocer tus pies.

Así que, este mes de febrero, considerado como el mes del amor por excelencia ¡te animamos a darle mucho cariño a tus pies y agradecerles todo lo que hacen por ti! 

Sobre la autora

Andreza Carvalho, creadora del blog "La Bailarina Imperfecta" en Instagram, es una bailarina amateur brasileña a la que le apasiona la historia de la danza y tiene mucha inquietud por probar y aprender más sobre el ballet clásico más allá de la formación .

Síguela en Instagram: @LaBailarinaImperfecta