Moda y ballet: ¿quién influyó a quién? – DeVallet

Moda y ballet: ¿quién influyó a quién?

by Miguel Moratilla
Moda y ballet: ¿quién influyó a quién?

Moda y ballet: ¿quién influyó a quién?

El momento en el que las zapatillas de punta y los tutús salieron del escenario y pasaron a las pasarelas

Andreza Carvalho - 07/04/2021

Vestidos de ballet

Fuente:  Ballerina Fashion’s Modern Muse, Photograph by Eileen Costa, The Museum at FIT

¿La moda influyó en el ballet o el ballet influyó en la moda? Los dos casos son correctos y ha habido diferentes momentos en la historia donde la búsqueda de inspiración fue mutua. En este artículo compartimos algunas de las curiosidades sobre esta relación entre escenario y pasarelas, ¡a ver si alguna te resulta familiar!

El calzado “Bailarina”

Pies en bañera

Fuente: "The Ballet Slipper", Harper's Bazaar, julio de 1941. Fotografía de Henle para Museum at the Fashion Institute of Technology. 

Estos zapatos llamados "bailarinas" son bien conocidos por su similitud con la zapatilla de media punta. Muchas marcas ofrecen miles de modelos diferentes basados ​​en este tipo de calzado, pero lo más curioso aquí es cómo se hizo popular: Diana Vreeland (1903-1989), ícono de la moda internacional y editora jefe de la revista Vogue, decidió poner en práctica la idea de llevar estos zapatos del escenario a la calle en 1941. Y la razón es que las zapatillas de las bailarinas estaban exentas de las restricciones provocadas por la Segunda Guerra Mundial, mientras que los demás tipos de calzado estaban siendo racionados.

Las puntas y la moda conceptual

Pies en bañera

Fuente: Christian Louboutin, zapatos “Fetish Ballerine” de charol negro, 2014 (Fotografía de Eileen Costa para Museum at the Fashion Institute of Technology.)

Está claro que las puntas de ballet se convirtieron en una fuente de inspiración más allá del escenario y también más allá de las pasarelas: el famoso diseñador francés Christian Louboutin conocido por sus característicos zapatos con suela roja, creó un modelo llamado “Fetish Ballerine”, que es más o menos una mezcla de unas puntas con un tacón de aguja. No hace falta decir que es imposible que lo utilicen, por supuesto, tanto modelos como bailarinas. ¡Al menos yo no me arriesgaría!

Cuando lo de los cines iba de moda

Pies en bañera

Fuente: Howard Greer, “Odile” vestido de noche de tul de seda negro bordado con lentejuelas, hacia 1951. Colección de Beverley Birks para para Museum at the Fashion Institute of Technology. 

La interpretación de Anna Pavlova en “La muerte del cisne” causó gran sensación y es una de las coreografías más populares de la bailarina rusa. De hecho, mucha gente se equivoca cuando piensa que “La muerte del cisne” es parte del siempre famoso ballet “El lago de los cisnes”, cuando en realidad las dos coreografías son totalmente independientes. En cualquier caso, no se puede negar que la figura del cisne está muy cerca de las bailarinas e inspiró al estadounidense Howard Greer, famoso diseñador de vestuario en la época dorada de Hollywood, a crear este vestido inspirado en Odile, o como es conocida, el cisne negro.

También vale la pena recordar que durante los inicios del ballet, la forma de vestir de las bailarinas era exactamente la misma que la de otras mujeres. Comenzamos a ver las primeras diferencias cuando a mediados del siglo XVIII, la bailarina Marie-Anne de Cupis Camargo decidió acortar sus faldas para demostrar su capacidad de realizar movimientos rápidos y precisos con los pies, lo que también la llevó a quitarse los tacones de los zapatos.

Fue a principios del siglo XX cuando algunos diseñadores se empezaron a inspirar en la elegancia de las bailarinas clásicas para sus colecciones, como hemos visto en los ejemplos anteriores. El por qué sucedió esto, lo dejamos para un próximo post :)

Sobre la autora

Andreza Carvalho, creadora del blog "La Bailarina Imperfecta" en Instagram, es una bailarina amateur brasileña a la que le apasiona la historia de la danza y tiene mucha inquietud por probar y aprender más sobre el ballet clásico más allá de la formación .

Síguela en Instagram: @LaBailarinaImperfecta