Más allá de bailarinas: mujeres coreógrafas en la historia de la danza – DeVallet

Más allá de bailarinas: mujeres coreógrafas en la historia de la danza

por Shopify API
Más allá de bailarinas: mujeres coreógrafas en la historia de la danza

Más allá de bailarinas: mujeres coreógrafas en la historia de la danza

Las coreógrafas que cambiaron el rumbo del ballet en su época 

Andreza Carvalho - 08/03/2021

Partitura música

Imagen: Photograph of Dance Theatre of Harlem in a reconstruction of Les Noces, 1989 - Library of Congress 

Cuando piensas en ballet, ¿cuál es la primera imagen que te viene a la cabeza?

Es muy probable que la mayoría de la gente piense, casi de inmediato, en la imagen de una bailarina, con un precioso tutú y con sus zapatillas de punta. Es normal. La presencia de la mujer en el mundo de la danza es muy fuerte en el rol de bailarina, pero en este post en honor al Día de la Mujer, nos gustaría hablar de las mujeres que estaban al otro lado del escenario y que trajeron grandes cambios en la historia de la danza. Descubre quiénes fueron estas coreógrafas y lo importantes que son para nosotros hoy.

Sallé y su contribución al ballet de repertorio 

Imagen: Sallé, Marie - Österreichische Nationalbibliothek (Austrian National Library)

Marie Sallé (1707-1757) fue una figura importante del ballet del siglo XVIII. Terminó siendo conocida por su trabajo como bailarina al lado de Marie de Camargo y ambas fueron retratadas como bailarinas de estilos opuestos, pero que igualmente encantaron a sus audiencias.

Si también eres fanátic@ de la historia de la danza, seguramente habrás oído hablar de otro personaje de esa misma época llamado Jean-Georges Noverre, conocido por ser el precursor del ballet narrativo y que aún hoy tiene una gran influencia. A través de sus “Cartas sobre la Danza”, las ideas de Noverre sobre la necesidad de hacer del ballet una forma de arte más natural y expresiva abarcaron décadas y todavía se siguen leyendo hoy en día.

¿Y qué tiene que ver Marie Sallé con Noverre? Bueno, ¡todo que ver! Hay registros de que Noverre no solo conocía a Sallé sino que la admiraba y las ideas que escribiría de adulto en sus famosas “Cartas sobre la Danza” ya las había puesto en práctica ella, Sallé. Como a las mujeres no se les permitía escribir en ese momento, hoy en día no tenemos constancia de las ideas de la propia Sallé y esto acabó dificultando su importante aporte a la danza posteriormente.

PD: Ojalá hayas oído hablar de uno de sus ballets, “Pygmalion”, una obra inspirada en obras griegas que debutó en 1734. Como puedes imaginar, la coreografía original se perdió hace mucho tiempo, pero luego han surgido otras obras inspiradas en el legado de Sallé en la danza.

Sallé y su contribución al ballet de repertorio 

Imagen: Photograph of Bronislava Nijinska as the Humming Bird Princess in The Sleeping Princess, 1921, Florence Van Damm - Library of Congress

¿Has oído hablar de los Ballets Russes? Esta compañía itinerante capturó audiencias en Europa (y también en otras partes del mundo) a principios del siglo XX aportando nuevos conceptos al ballet. Bronislava Nijinska (1891-1972), así como Sallé, también fue bailarina y bailó durante muchos años con los Ballets Russes, pero también creó una de las obras más importantes del siglo XX, conocida como “Les Noces”.

Pero primero exploremos un poco el contexto en el que estaba sucediendo esto y cuál es la relación de Nijinska con un personaje mucho más destacado: George Balanchine. Balanchine es conocido como un revolucionario del ballet, desarrolló su propia técnica y sus coreografías se realizan en todo el mundo. Lo sorprendente, sin embargo, es saber que algunas de las ideas que Balanchine presentó en sus obras, ya habían sido exploradas en las obras de Nijinska:

“Cuando Balanchine me pedía que hiciera esto o lo otro, yo ya lo conocía por Nijinska”, dijo Maria Tallchief, una de las bailarinas más importantes asociadas a Balanchine"

En otras palabras, Nijinska también trajo aspectos importantes del ballet en sus obras, incluso antes de que fueran presentados en las obras de Balanchine, pero desafortunadamente como Sallé, Nijinska se vio frenada debido a las circunstancias de la época: siendo mujer, Nijinska no podía hacer negocios por ella misma y dependía de su esposo para los asuntos legales, lo que terminó limitando sus oportunidades de tener estabilidad para la continuidad de su trabajo.

PD: La mayoría de las coreografías de Nijinska acabaron por no sobrevivir con el tiempo, pero afortunadamente podemos tener acceso a dos de ellas, “Les Noces”, que trata de las diferentes etapas de la preparación de un matrimonio, y “Les Biches”, que se desarrolla en una fiesta durante un tarde de verano.

5, 6, 7, 8... Feliz día de la Mujer 💜

Sobre la autora

Andreza Carvalho, creadora del blog "La Bailarina Imperfecta" en Instagram, es una bailarina amateur brasileña a la que le apasiona la historia de la danza y tiene mucha inquietud por probar y aprender más sobre el ballet clásico más allá de la formación .

Síguela en Instagram: @LaBailarinaImperfecta