Las músicas más románticas del ballet clásico – DeVallet

Las músicas más románticas del ballet clásico

por Miguel Moratilla
Las músicas más románticas del ballet clásico

Las músicas más románticas del ballet clásico 

¿Serás capaz de reconocer todas?

Andreza Carvalho - 11/02/2021

Partitura música

Las historias de amor son una gran fuente de creatividad en el mundo del arte, han inspirado libros, pinturas, esculturas, óperas... es difícil (¡me arriesgo a decir que es imposible!) encontrar una forma de arte que no haya explorado el tema del amor. En el ballet no ha sido diferente, el período romántico exploró amores imposibles y trágicos, el clásico se sumergió en historias exóticas, e incluso hoy, seguimos viendo nuevas obras que intentan traducir y expresar el más noble de los sentimientos humanos, el amor.

Para que disfrutes del día más romántico del año, te traemos la playlist perfecta para acompañar tu Día de San Valentín ¡Y, por supuesto, la inspiración vino del ballet! ¿Serás capaz de reconocer todas estas músicas? http://spoti.fi/3aOHNjz

Romeo y Julieta 

¿Cómo no empezar con la historia de amor más contada de todos los tiempos? Cuando Prokofiev compuso por primera vez la música para este ballet, propuso un final feliz para la trágica pareja, pero la propuesta fue considerada demasiado modernista. Prokofiev tuvo que retroceder y hacer ajustes a la música, que finalmente debutó en 1940 en el entonces Kirov Ballet, Rusia. Pero como estamos en el mes de San Valentín nos vamos a centrar en la parte menos trágica, ¿no? Aquí la música que acompaña a la famosa escena del balcón: Romeo and Juliet, Op.64 - Act 1: Balcony Scene

Bailarines

Imagen propiedad de: Rosalie O'Connor Photography 

Giselle

En el período en el que debutó Giselle (1841), hubo una gran fascinación por lo sobrenatural y este ballet se hizo increíblemente popular, pasando por las manos de Marius Petipa (con Anna Pavlova como Giselle), Sergei Diaghilev (en el mítico Ballet Russes) e innumerables montajes más. En el primer acto, la música de Adolphe Adam expresa de forma delicada la inocencia y la pasión de Giselle. Es imposible no conmoverse con esta pieza: Giselle/Act 1: No. 5a Pas de Deux: Adagio.

Imagen propiedad de: Rosalie O'Connor Photography 

El Lago de los Cisnes 

¡Tchaikovsky no podía quedar fuera de esta lista! La música del Pas de Deux del primer acto del Lago de los Cisnes es una de las que más ganas de bailar da. La gran apertura, la delicadeza del violín y la gran coreografía que le acompaña son cómplices de que cualquier bailarina se vuelva loca por bailar esta pieza. Desafortunadamente, Tchaikovsky no puede ver el éxito en el que se ha convertido El Lago de los Cisnes, pero su legado sigue vivo, sin duda: Swan Lake, Op.20, Act I: 5. Pas de deux

Imagen propiedad de: Getty Images. 

La Bella Durmiente 

Hablando de Tchaikovsky, el vals de La Bella Durmiente es quizá una de las canciones clásicas más conocidas dentro y fuera del ballet. Gracias, en parte, a la película estrenada por Disney en 1960 que creó una versión cantada muy similar a la compuesta por Tchaikovsky y que fue parte de la infancia de mucha gente. Siempre vale la pena escucharla de nuevo: The Sleeping Beauty, Op. 66, TH 13/Act 1: 6 Valse

Imagen propiedad de: Rosalie O'Connor Photography 

La Bayadera 

Así como Giselle cautivó al público gracias a la fascinación popular por lo sobrenatural, La Bayadera fue un éxito inmediato gracias a la curiosidad por los temas exóticos y orientales en su momento (1877). El compositor Ludwing Minkus agregó elementos que evocan esta orientalidad en su obra y que aún podemos disfrutar hoy en día. Hay muchas músicas preciosas (e igual de románticas) en este ballet, pero no podríamos dejar fuera la pieza de la famosa escena del Reino de las Sombras: La Bayadere, Act III: 39, “Entrance of the Shades” 

Imagen propiedad de: Rosalie O'Connor Photography 

Sobre la autora

Andreza Carvalho, creadora del blog "La Bailarina Imperfecta" en Instagram, es una bailarina amateur brasileña a la que le apasiona la historia de la danza y tiene mucha inquietud por probar y aprender más sobre el ballet clásico más allá de la formación .

Síguela en Instagram: @LaBailarinaImperfecta