50
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-50,wp-custom-logo,theme-stockholm,stockholm-core-2.0.8,woocommerce-no-js,select-child-theme-ver-1.1,select-theme-ver-6.7,ajax_fade,page_not_loaded,menu-animation-underline-bottom,smooth_scroll,,qode_menu_,qode-elegant-product-list,qode-single-product-thumbs-below,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.2,vc_responsive

Partes de una Punta

Te explicamos todo lo que necesitas saber para realizar el fitting de forma adecuada, y poder elegir las puntas DeVallet que mejor se adapten a tus pies. Es muy importante que conozcas las partes de las que se compone una punta para poder entender todo el proceso de fitting.

Tipos de Almas

Disponemos de tres tipos distintos de Almas. Haz clic en cada imagen para saber más.

Alma ¼

  • Tres durezas: S, M y H (blanda, media y dura)

 

  • Recta hasta donde empieza el arco y después flexiona

 

  • Ideal para bailarinas con poco empeine y/o fuerza

Alma ½

  • Tres durezas: S, M y H (blanda, media y dura)

 

  • Recta hasta la mitad del arco y después comienza a flexionarse.

 

  • Ideal para bailar cómodamente.

Alma ¾

  • Tres durezas: S, M y H (blanda, media y dura)

 

  • Recta hasta justo debajo del talón y después flexiona.

 

  • Ideal para bailarinas con mucha fuerza y/o empeine.

¿Cómo debes probarte las puntas?

1. Aspectos Básicos

Para probártelas, debes usar medias para evitar que las puntas se dañen o ensucien. Busca un lugar cercano a un espejo para poder verte los pies. La superficie sobre la que te pruebes las zapatillas debe estar bien limpia, por lo que te recomendamos que lo hagas sobre una toalla, alfombra o paño limpio. De esa manera puedes asegurarte de que no se van a ensuciar.

Nuestras puntas han sido diseñadas con una protección interior de un material que ayuda a la absorción de los impactos propios de la práctica del ballet. Por tanto, el uso de protectores no es necesario. Te aconsejamos probarlas primero sin ellos. En el caso de que tras probarlas creas que los necesitas, pruébatelas de nuevo con tus protectores puestos. Es posible que en ese caso necesites usar media talla más.

2. Talla

Realiza un plié en 2ª posición. Tu dedo más largo debe tocar la plataforma, pero no aplastarse o doblarse. Hay que tener en cuenta que, si usas protectores, puede que no sientas la plataforma aunque te ajuste bien la talla.

Pequeña

 

Si el dedo más largo se dobla contra la plataforma

Correcta

 

Si el dedo más largo toca ligeramente la plataforma

Grande

 

Si el dedo más largo no toca la plataforma

Coloca un pie en punta y pellizca la tela sobrante del talón. Si no se puede pellizcar la zapatilla, la talla es demasiado pequeña para ti y debes probar media talla más. Si sobra mucha tela es demasiado grande y debes probar media talla menos. Lo ideal es que puedas pellizcar entre 3 y 5 mm de tela.

3. Caja

Sube a la punta y comprueba que sientes el suelo sin hundirte en la plataforma.  Si tu pie se hunde puede ser por dos cosas:

 

  • La caja es demasiado ancha para ti.

 

  • La zapatilla es demasiado ancha para ti.

 

Para saber si la caja es la correcta, debes notar que está ajustada, pero sin producir dolor. Los dedos no deben estar apretados o cruzados, pero tampoco deben poder moverse de lado a lado. Lo ideal es que seas capaz de mover ligeramente los dedos.

 

Si la caja es la adecuada, prueba unas zapatillas más estrechas. Si la caja es demasiado ancha, prueba una caja más estrecha.

 

Si por el contrario al subir a la punta no sientes el suelo, la caja es demasiado estrecha.

Demasiado estrecha

Adecuada

Demasiado ancha

4. Altura de la Corona

Los dedos no deben quedar apretados ni debe sobrar espacio entre la caja y los dedos. Debe quedar correctamente alineada con el pie.

Demasiado baja

Adecuada

Demasiado alta

5. Anchura

Si a pie plano sobra tela, son demasiado anchas para ti.

 

Si al subir a punta, notas que te hundes en la plataforma, pero la caja es la adecuada para ti, las zapatillas son demasiado anchas.

 

Si al subir a la punta, el Alma no está centrada con tú talón, la zapatilla no tiene la anchura adecuada para ti. Generalmente esto ocurre cuando la punta es demasiado estrecha pero también puede ocurrir si es demasiado ancha.

Anchura

Correcto

Incorrecto

6. Pala

Dependerá de la longitud de tus dedos y la flexibilidad y fuerza de tus tobillos y arcos. La sujeción de tus pies depende de la combinación de la pala con la caja y el Alma, Si la pala es muy larga para ti, puede resultarte difícil pasar por media punta y subir por completo a la zapatilla. Si es demasiado corta, no tendrás sujeción y sobrepasarás la punta. La dureza del Alma también influye. Asegúrate de que es la dureza y tipo correcto para ti. Abajo te explicamos cómo.

7. Alma

La elección del Alma depende de la fuerza, el empeine y la flexibilidad de arco y tobillo que tengas. Puedes elegir Almas distintas para cada pie.

 

Recuerda que tus Almas no se ablandarán*. Están pensadas para que mantengan la misma dureza durante un largo periodo de tiempo, por tanto, es importante que elijas aquellas con las que te sientas cómoda para bailar y/o trabajar en clase.

 

Para guiarte, el Alma debe ser lo suficientemente dura para soportarte, pero lo suficientemente flexible para permitirte libertad de movimiento. Debes ponerte las dos zapatillas y desde primera posición probar a hacer varios relevés desde plié y varios con las piernas completamente estiradas desde pie plano. Debes de ser capaz de subir completamente a la punta, de forma que la plataforma toque el suelo de manera uniforme.

*El uso intenso y prolongado puede llegar a alterar ligeramente sus propiedades mecánicas debido a la fatiga.

Demasiado dura

Dureza adecuada

Demasiado blanda

Si notas que la zapatilla te tira el pie hacia atrás es porque necesitas un Alma más blanda o de otro tipo. Si notas que el pie se va demasiado hacia adelante, necesitas una más dura o de otro tipo.

 

Arriba puedes encontrar nuestra guía sobre los tipos de Almas.

Observaciones finales

Para acabar, comprueba que se cumplen las afirmaciones de la checklist.

  • Checklist
    • Puedes sentir el suelo
    • No te hundes hacia la plataforma
    • Sientes que la punta te sujeta el pie de forma segura
    • Te sientes elevada y sostenida

A parte de todo lo citado anteriormente, se pueden dar una serie de factores que pueden afectar al ajuste como, por ejemplo, la compresibilidad del pie, los juanetes y el tipo de protector.

 

Puede ocurrir que tengas un pie más grande que el otro, pero con nosotros eso ya no es un problema, ya que puedes escoger talla distinta para cada pie.

 

También es posible que uno o ambos pies estén entre dos tallas, en cuyo caso, deberás elegir la mayor y después intentar ajustar la talla con relleno en el talón.

 

Es importante tener en cuenta que los pies están en continuo cambio y se vuelven más fuertes con el tiempo. Por tanto, debes ser consciente de que pasado un tiempo puede que tengas otras necesidades.